jueves, 9 de marzo de 2017

SANTILLANA DEL MAR Y COMILLAS

En esta ocasión decidimos visitar tres pueblecitos cerca de San Vicente de la Barquera
La primera parada de este día fue Cabezón de la Sal un pueblecito de unos ocho mil habitantes con muchísimo encanto.

BOSQUE DE SECUOYAS



Paseando por sus calles lo primero que nos llamó la atención fue que había una maquina dispensadora de leche fresca en el centro del pueblo (NOS ENCANTÓ) obviamente compramos una botella y esta riquísima, la mejor leche que hemos probado. Después de esto seguimos con nuestro paseo y nuestra botella de leche, estábamos callejeando cuando nos encontramos con un parque un tanto peculiar su nombre es Parque Conde de San Diego un parque lleno de arboles de muchísimas especies de muchas partes del mundo, y donde se encuentra una enorme casa donada al pueblo por los condes y que está dedicada a actividades culturales, exposiciones y demás cosas para el disfrute del pueblo.











En la misma calle donde está situado este parque (Avenida de Cantabria) hay muchísimos comercios donde comprar artesanía y productos típicos del pueblo.

A 10 minutos de este se encuentran las Cuevas del Soplao situada en los municipios de Herrerías y Valdáliga. Es una enorme cueva descubierta a principios del siglo XX dedicada a la minería donde tiene 8 galerías (sólo se pueden visitar dos de ellas) llenas de estalactitas y estalagmitas, sin duda merece la pena visitarlas, os quedaréis impresionados. La entrada vale 12 € os dejamos la página para que le echéis un vistazo a los horarios y más información http://www.elsoplao.es

Otro de los puntos fuertes de Cabezón de la Sal es el Bosque de Secuoyas sin duda un sitio de os dejará sin palabras, situado al lado de la autovía A-8 en la carretera CA-135 (Comillas), id despacio y atentos, porque parece estar escondido y es fácil pasar de largo!Es un bosque de enormes Secuoyas donde podréis pasear con una enorme tranquilidad y perderos por sus caminos rodeados de estos imponentes arboles, seguro que os saldrán unas fotos geniales, os

dejamos algunas de las que hicimos nosotros.





BOSQUE DE SECUOYAS




De aquí nos fuimos para Santillana del Mar, sin duda el pueblo que más nos gustó de todos, parece que no ha pasado el tiempo, sus calles y casas empedradas hacen de este un pueblo como sacado de un cuento medieval, eso sí hay muchísimo turista...

VISTAS DESDE LA CALLE PRINCIPAL DE SANTILLANA DEL MAR



CALLEJUELAS DE SANTILLANA DEL MAR






FACHADAS DEL PUEBLO



No es muy grande pero perderse por sus callejuelas hará que se pare el tiempo y estés en el más tiempo del que imaginabas. Nosotros aprovechamos para comer allí y también comprar algunos dulces y recuerdos, hay muchísimas tiendas donde elegir, y también bonitos restaurantes con unos increíbles patios donde comer si hace buen día, como fue nuestro caso.

Visitamos todo el pueblo y nos recomendaron que fuéramos a un sitio a comprar unas cosas, unas cosas de comer...
Y es que si Cantabria se caracteriza por algo es por sus productor típicos que son conocidos a nivel nacional, estos productos que nos recomendaron fueron los sobaos y las quesadillas, es más nos recomendaron que fuéramos al Obrador Casa Quevedo en la Plaza Abad Francisco Navarro, al lado de la Colegiata de Santa Juliana, también está un poco escondido, asi que si no lo encontráis a la primera, seguir buscando!! Vaso de leche fresca y sobao, bizcocho o quesada 1 € y que decir tiene que estaban riquísimos, sin duda lo recomendamos, y no olvidaros de llevar alguna que otra quesada para regalar, que mejor recuerdo de vuestro viaje!!






Como hemos mencionado antes las dos calles principales del pueblo están llenas de tiendas donde comprar quesadas, embutidos, sobaos, anchoas, sidras y demás productos de aquellas tierras y como no, restaurantes, nosotros elegimos uno para comer con un jardín enorme y no nos equivocamos en la elección, buena comida, cantidad y precio, el restaurante fue El Jardín Del Marqués por si queréis pasaros por allí y echarle un vistazo eso sí allí lo mismo hace un día espectacular con sol, que empieza a llover y no puedes comer en la terraza... Igualmente, podréis ver todos los menús de los restaurantes en sus fachadas, y también os intentarán atraer si os ven mirando!!

TERRAZA BAR "EL JARDIN DEL MARQUES"

Ya con la barriga llena nos pusimos en marcha para ver las famosísimas Cuevas de Altamira.
Lo principal que hay que saber es que NO se puede acceder a la cueva original, se pasa a una replica,EXCEPTO los viernes a primera hora, que se hace un sorteo en el cual entran en el las personas allí presentes y sólamente pasarán 5 personas, así que si vais en ese momento podréis ser uno de esos 5 afortunados.
En ella se pueden encontrar numerosas pinturas rupestres que datan de hasta 35.600 años la más antigua hasta hace 13.000 años que fue cuando la cavidad de entrada fue sepultada por un derrumbe, y hasta 1868 no fue descubierta. Sin duda una parada obligada ya que os quedaréis boquiabiertos con la forma de vida de nuestros antepasados.
La entrada es gratuita con carné joven, os dejamos la página para que veáis los horarios y precios http://museodealtamira.mcu.es/

Justo al salir de la Cueva de Altamira, nos dirigimos hacia el pueblo de Comillas a 20 min en coche (unos 17km) ya que nos pillaba de camino hacia San Vicente de la Barquera.

Lo primero que fuimos a ver fue su cementerio, ya que nos lo recomendaron, está integrado en una antiguas ruinas de una ermita gótica y la verdad es que es curioso de ver.

CEMENTERIO DE COMILLAS

Después nos dirigimos hacia el enorme Palacio de Sobrellano que data de 1888 y donde vivió el Marqués de Comillas, ahora es público y puede pasar a visitarlo todo el mundo que quiera, eso sí pagando 3 € por entrada, pero merece la pena para ver como está de bien conservado, como se vivía en aquel entonces con todo lujo de detalles, ya que hay muchos muebles y enseres que utilizaron los primeros propietarios, todo esto con una visita guiada, no te dejan mucho tiempo solo

PALACIO DE SOBRELLANO

También se puede visitar la Capilla-Panteón, también por 3 € la entrada, que está al lado del palacio, nosotros no pudimos porque cuando salimos de la visita del palacio ya no se podía entrar a la capilla ya que tienen unos horarios con visitas guiadas tanto en el Palacio como en la Capilla.

ENTRADA PRINCIPAL DEL PALACIO DE SOBRELLANO

Otra de las cosas que nos quedó por ver fue el Capricho de Gaudí, por falta de tiempo. Se puede ver como es por fuera cuando vas accediendo a la entrada del Palacio de Sobrallano por si tampoco tenéis tiempo que sepáis que algo se puede ver desde fuera. La entrada son 5 € por persona aquí podréis encontrar toda la información http://www.elcaprichodegaudi.com/

Si os queda tiempo también son recomendables de ver el Parque Güel y Martos o como lo conocen popularmente "Parque de la Estatua" por su monumento al primer Marqués de Comillas, el mismo que vivió en el Palacio de Sobrellano. Es espectacular porque tiene unas vistas hacia el Cantábrico inmejorables ya que se localiza en la parte alta del pueblo.

Os dejamos como siempre más información en la página del ayuntamiento de esta localidad
http://www.comillas.es

Y como os recomendamos siempre, pasaros por las oficinas de información y que os guíen un poquito para no perder tiempo.


1 comentario:

  1. Chicooos!! Muchísimas gracias por nominarnos, qué ilusión!!

    Os dejamos por aquí nuestras respuestas http://viajaryotraspasiones.com/liebster-award-respuestas-nominados/

    Un besazo!

    ResponderEliminar