domingo, 2 de abril de 2017

SANTANDER Y BILBAO


Los dos últimos días de nuestro viaje por tierras Asturianas y Cántabras los dedicamos a visitar dos de las ciudades más grandes del norte de España.
El penúltimo día fuimos a visitar la preciosa Santander.
Decidimos ir directamente a la oficina de turismo ya que no sabíamos muy bien que cosas visitar en esta ciudad. Pero pronto nos informaron de que hacer y ver en esta ciudad.

PALACIO DE LA MAGDALENA


Deciros que en estas ciudades lo mejor es dejar el coche en parking, o si tenéis suerte aparcar en zona azul.
Primero dimos un paseo por sus preciosas calle, ya que callejeando es como mejor se conoce una ciudad. Paseamos por sus calles más comerciales, calle Juan de Herrera y calle San Francisco, y acabamos en una plaza muy bonita llamada Plaza Porticada.

PLAZA PORTICADA

Después de deambular por su casco antiguo, nos paramos a hablar con un amable hombre quien gustosamente nos comentó de cosas muy curiosas de la ciudad, que ver, donde comer, donde ir, etc etc. Hemos de decir que no le tiene nada que envidiar a las chicas de la oficina de turismo. Un gran hombre si señor.
Justo después de charlar con el amable hombre nos dirigimos al Mercado Municipal del Este donde nos habían recomendado ir y ver sus tiendas, bares y arquitectura de su interior y donde también se encuentra una de las oficinas de turismo antes mencionada. Estando allí y aprovechando que era la hora de comer y que había una feria de pintxos gourmet decidimos probar la gran variedad de estas tapas que tenían y nos pusimos bien las botas.
Ya con la barriga llena nos dirigimos al precioso parque y/o Península de la Magdalena, donde pasamos casi toda la tarde paseando por sus calles y caminos y disfrutando de las preciosas vistas que hay desde lo alto de este parque.

VISTAS DESDE LOS ACANTILADOS DE LOS JARDINES DE LA MAGDALENA

VISTAS DE SANTANDER DESDE LOS JARDINES DE LA MAGDALENA



Allí se encuentra el PALACIO Y JARDINES DE LA MAGDALENA el cual fue construido entre 1909 y 1911 y donde vivió Alfonso XIII y su familia.

PALACIO DE LA MAGDALENA

Parada obligatoria si visitáis Santander ya que es precioso tanto el palacio en sí como todo su entorno con enormes arboles y zonas verdes donde pasear. Os dejamos el enlace para que podáis consultar horarios y precios http://palaciomagdalena.com/es/

PALACIO DE LA MAGDALENA


REPLICAS GALEONES DE ORELLANA
También aquí podréis encontrar el Museo del Hombre y el Mar dedicado a Vital asal que fue un marinero santanderino que realizó travesías transoceánicas y donde se conserva una balsa de salvamento que se utilizó en uno de sus viajes. También se encuentran tres réplicas de los galeones utilizados por Orellana en el descubrimiento del río Amazonas.

Un poco más para abajo y también en el mismo parque hay un "pequeño zoo dedicado a fauna polar" donde podréis encontrar leones marinos, pingüinos y focas

PINGÜINO EN EL ZOO DE LOS JARDINES DE LA MAGDALENA

Todo esto es de entrada gratuita siempre y cuando el parque esté en horario de apertura.

ESTATUA DEDICADA A FELIX RODRIGUEZ DE LA FUENTE


PRECIOSAS VISTAS DE LOS JARDINES CON EL PALACIO AL FONDO

No os podéis ir de la ciudad sin pasear por la playa del Sardinero conocida en toda España por su gran belleza.


VISTAS DE EL SARDINERO DESDE EL MUSEO DEL HOMBRE Y EL MAR




El último día de nuestro viaje fuimos a Bilbao, aunque nos pillaba un poquito más lejos, más o menos hora y media desde nuestro camping. Fuimos a la aventura totalmente, y nos metimos en todo el centro de la ciudad, sin pensarlo... Y os podéis imaginar los que ya hayáis visitado Bilbao, totalmente imposible acceder a ninguna parte, aparcamiento cero, casi ni en los parkings... Como toda ciudad grande, pensaréis, pero más que ninguna en la que hayamos estado antes.

VISTAS DE LA RIA DEL NERVIÓN DESDE UNO DE SUS PUENTES

Después de una hora callejeando por el centro de Bilbao, pensamos que lo mejor era ir a la Oficina de Turismo (como siempre hacemos, ya sabéis) y por fin conseguimos aparcar en uno de los parking del centro. La oficina está en la Plaza Biribila (www.bilbaoturismo.net/), dónde preguntamos lo más interesante que ver y donde comer los mejores pintxos.
De aquí nos indicaron que teníamos que ir al Casco Viejo, así que volvimos al parking y nos dirijimos hacía allí (siempre con el gps, que bien viene el Google Maps para nuestra suerte!!) Aparcar por allí es más sencillo, aunque en zona azul, desde el Museo Guggenheim hasta el Casco Viejo, hay muchísimo aparcamiento sin problema, lo único es estar pendiente de la hora.

MONUMENTO Y VISTAS DELANTE DEL AYUNTAMIENTO

Una vez conseguimos aparcar, ya cerca del medio día, fuimos hasta el Casco Viejo dando un paseo, pasamos por el Ayuntamiento de Bilbao, todo este recorrido lo hicimos por el Campo de Volatín Pasealekua, que bordea la Ría del Nervión.

AYUNTAMIENTO 

El Casco Viejo de Bilbao "empieza" en el parque El Arenal, al lado de la Iglesia de San Nikolas Eliza. Al pasar estos dos puntos, te adentras en el barrio más antiguo y el núcleo de la ciudad de Bilbao, más conocido como las Siete Calles. Es también uno de los principales centros de ocio y comercio de la ciudad. Sus calles peatonales y comercios clásicos se alternan con muchísimos bares y restaurantes donde podemos degustar sus maravillosos Pintxos.
CASCO VIEJO





Para comer fuimos directos a la Plaza Berria, o Plaza Nueva, no tiene pérdida, y cuándo la veais sabréis cuál es! Es la zona que más conjunto de bares tiene, toda llena de terrazas y gente, nos encantó! En esta Plaza, los que más nos gustaron fueron Bar Charli y Café Bar Bilbao, deciros que éste último nos gustó bastante más. No dudéis en ir si podéis. Aunque lo cierto, es que todas los pintxos de todos los bares tienen una pinta buenísima!! Recomendación, las tortillas, tienen mil y de mil tipos diferentes, están super ricas!

Después de comer seguimos callejeando por el Casco Viejo, y fuimos bordeando la Ría por el otro lado, por Uribitarte Pasealekua, contemplando sus antiguos edificios, donde nos paramos a ver el puente Zubizuri, también conocido como puente peatonal del Campo de Volatín, famoso puente construido por el arquitecto Santiago Calatrava.




PUENTE ZUBIZURI DE SANTIAGO CALATRAVA

Continuamos nuestro paseo hasta llegar al Museo Guggenheim, aquí no hay mucho más que hablar, ya lo sabéis todo, solo visitamos los exteriores del museo. Nos hicimos unas fotos con el singular edificio y con su famosísimo Perro Puppy en su entrada principal y decidimos volver hacía donde teníamos el coche aparcado. Cruzamos por el puente Salveko, donde podéis hacer unas fotos bastante bonitas de la Ría con sus edificios de la ciudad.

PERRO PUPPY
   
 
ESCULTURA EN LAS INMEDIACIONES DEL MUSEO



MUSEO GUGGENHEIM

PUENTE SALVEKO 


INCREÍBLE ARQUITECTURA EN LA ZONA DEL MUSEO

Sólo nos faltó subir al Funicular, que une la Plaza del Funicular, junto al Paseo del Campo Volatín con el monte Artxanda, en la oficina de turismo nos recomendaron visitarlo, ya que tiene las mejores vistas de la ciudad. Os dejamos enlace con la información de horarios y precios.
http://www.bilbao.eus/funicularArtxanda/
VISTAS DESDE LO ALTO DEL PUENTE SALVEKO 


CON ESTA IMAGEN DE BILBAO NOS DESPEDIMOS DE ESTE FANTÁSTICO VIAJE




Esta fue nuestra experiencia por el norte de España, donde visitamos pueblos con muchísimo encanto y grandes ciudades, lugares que no parecían estar en España.
Sin duda os recomendamos visitar esta zona de la península.
Esperamos que os haya gustado, nos vemos en el siguiente viaje!








No hay comentarios:

Publicar un comentario