miércoles, 14 de junio de 2017

PORTUGAL EN CARAVANA: COIMBRA, AVEIRO Y COSTA NOVA

En nuestro primer día completo en Portugal y después de haber descansado del viaje, decidimos ir a visitar Coimbra, Aveiro y Costa Nova.

Nuestro primer destino fue Coimbra, desde nuestro camping en Figueira da Foz y por autovías se tarda 38 minutos, pero como sabéis, nosotros fuimos por carreteras nacionales para evitar peajes, y tardamos cerca de 50 minutos, por carreteras nacionales hay menos kilómetros, pero al pasar por pueblecitos tardas algo más, aunque sinceramente merece la pena, porque es precioso!!!

COSTA NOVA



Para los que os movéis en coche, lo más importante es aparcar, saber dónde y no estar dando vueltas, esto es algo que a nosotros nos preocupa mucho en nuestros viajes. El mejor aparcamiento gratuito y con mejor acceso, está justo al lado del Puente de Santa Clara, en la orilla oeste del río Mondego; es un solar sin asfaltar, no tiene vigilancia contratada, pero allí están nuestros amigos los gorrillas para cuidar de nuestro vehículo por un donativo.
Hay otro estacionamiento gratuito cerca de la universidad, en los alrededores de la plaza de la República, eso sí, para llegar ahí hay que meterse dentro del pueblo, cosa que nosotros evitamos a toda costa por sus estrechas calles.

Justo al cruzar el Puente de Santa Clara, nos encontramos con la oficina de turismo para quien le interese, y al lado está Largo da Portagem, una plaza chiquitita en la que hay un par de pastelerías increíbles, nosotros pasamos a la Pasteleria Briosa, todo riquísimo!! No dejéis de probar las Talhadas de Príncipe de allí, son unos bizcochos que se deshacen en la boca literalmente, deliciosos!!!!

      

Uno de los principales atractivos de este pueblo es el Bairro Alto y la Universidad. Para llegar allí tenéis que seguir la calle principal que sale desde la plaza que os hemos comentado antes, dirección Plaza 8 de Maio, donde está el Ayuntamiento, y a mitad de la calle os encontrareis con el Arco de Almedina, punto de acceso para el Bairro Alto, tendréis que subir por las calle conocida como Rua Quebra Costas (calle rompe crismas), una vez estéis allí sabréis porqué, aunque el nombre lo dice todo !

     




Por estas calles llegamos al punto más elevado de la ciudad, que es donde se encuentra la Universidad, un conjunto de edificios de los siglos XVI al XVIII. por los cuales podéis pasear sin que nadie os diga nada, e incluso adentraros en algunas de sus aulas. Una de las peculiaridades de esta universidad, es que algunas antiguas costumbres académicas aún perviven, como es la Queima DasFitas, una gran fiesta universitaria en la que los estudiantes rescatan su tradicional vestimenta y se envuelven bajo sus capas negras. Esta celebración marca la última etapa de los estudiantes de la Universidad, y los alumnos de último año de carrera queman unas cintas, de distintos colores en función de sus estudios.
Como curiosidad, las capas de los alumnos de Howarts, de Harry Potter, están inspiradas en la universidad de Coimbra, y si tenéis oportunidad de verlo, sin duda lo entenderéis.
Allí también nos encontramos con el Patio das Escolas, una increíble plaza con las mejores vistas de la ciudad y la Universidad.

PATIO DAS ESCOLAS
       






Como terminamos pronto de ver Coimbra, decidimos irnos a comer a Aveiro, que está a 49 min por autovía/autopista, y a 1 hora y 15 minutos por carreteras nacionales...
Os encontraréis con un pueblecito pequeño, y a menudo apodado "La Venecia de Portugal" debido a sus pintorescos canales y sus barcas de proa alta llamadas moliceiros; estas barcas se cogen cerca del Parque Jardim de Rossio; (y digo yo, que manía de llamar "La Venecia de..." a todo pueblo con canales). Lo mejor es ver el pueblo a pie, y la verdad que es muy pequeñito, el tema de aparcar, como era a medio día nosotros acabamos dejándolo en zona azul, que está en el centro del pueblo, y el precio es muy aproximado al de España.

MOLINEIROS

Es un pueblo muy bonito para pasear por sus calles empedradas y pintorescas. Como os hemos comentado, fuimos a Aveiro con la idea de quedarnos a comer, mirando por algunos blogs y recomendados por otras bloggeras, nuestra primera idea era ir al Mercado Peixe Restaurante, es como una lonja de pescado que tiene también restaurante, el día que nosotros fuimos estaba cerrado, así que tuvimos que buscar otro sitio...
Después de dar varias vueltas y a las 3 de la tarde, lo único que nos apetecía era una cerveza en una terraza al solecito, así que vimos una justo al lado del canal, delante del mercado, y no nos lo pensamos más! El sitio se llama Bar A'Capella, donde tienen menús, carta, y también algunos platos del día por 6€, a nosotros después de todo nos gustó bastante.
Es un gustazo comer justo al lado del canal como podéis ver en las fotos.




Desde aquí, y ya acabando nuestro día, no podíamos irnos sin visitar las famosas casas de colores de la playa de Costa Nova. Seguramente las hayáis visto en montones de fotos, y nosotros íbamos muy ilusionados por lo bonito que se ve todo. Fue tanta nuestra expectación, que la desilusión que nos llevamos fue igual de grande. Nosotros solo habíamos visto algunas fotos de casas concretas, y nos esperábamos algo más del lugar, la verdad es que las casas son bonitas, por su puesto, pero no dan a la playa como sería lo ideal, son casitas que dan a un paseo, enfrente de una Ría, incluso entre algunas de ellas hay casas normales, no son todas del mismo estilo.
Visto esto, fuimos de vuelta a nuestro camping a descansar para el siguiente día!







Si os ha gustado y queréis saber más, en unos días llegamos con el post de Oporto!!!! 


No hay comentarios:

Publicar un comentario