miércoles, 26 de julio de 2017

PORTUGAL EN CARAVANA: SINTRA

Llega el fin de nuestro viaje y nos despedimos con uno de los lugares más recomendados para visitar de todo Portugal. El sitio más bonito que vimos durante los 8 días que pasamos allí. Sintra.

Seguramente ya todos conocéis esta bonita zona muy cerca de Lisboa, algunos de vosotros ya lo habréis visitado, para los que no, os contamos todo sobre Sintra.

Es una villa portuguesa, en mitad de un parque natural a unos 30 km de Lisboa, se llega fácilmente en coche o transporte público, desde Lisboa también salen muchas excursiones, que te llevan y te enseñan lo más importante para visitar.
Esta zona de Portugal pide, al menos, un día para visitarlo, seguramente os dejéis algunas cositas por ver, pero al menos lo más bonito da tiempo a verlo a lo largo de todo un día.
Nosotros llegamos hasta allí en coche, pasando por el pueblo de Sintra, al que fuimos después de comer. Hasta aquí se llega sin problema, y a primera hora de la mañana se puede aparcar fácilmente, pero a medida que va entrando el día se va haciendo más complicado encontrar aparcamiento, ya que las excursiones empiezan y acaban allí. Es un pueblo pintoresco, lleno de calles empinadas y turistas a todas horas. Si tenéis pensado comer allí, lo mejor es reservar antes de subir al parque natural, ya que se llena de gente que va de un lado al otro. 

Por esta zona de Portugal han ido dejando huella los celtas, árabes, e incluso los Reyes Portugueses del s. XVIII, y ha sido considerado como un lugar mágico por habitantes y visitantes del lugar.

¿Qué ver en Sintra?


Parque y Palacio da Pena




Si vais en coche, tenéis que ir temprano, el palacio abre a las 10h (9:30 en temporada alta), así que con estar una media hora antes, es suficiente para encontrar aparcamiento sin problema. Esta zona alberga 3 parkings gratuitos; tened en cuenta que las carreteras son de un sólo sentido, así que una vez que pases uno de ellos, no podrás dar la vuelta para volver. Se van llenando según la distancia a la entrada. Nosotros os recomendamos el que está justo al pasar la puerta principal del Palacio, ya que es el más cercano, y si vais con tiempo encontraréis aparcamiento fácilmente.
Este lugar se compone de dos partes que visitar, uno son los JARDINES y otra es el PALACIO, las entradas se pueden sacar por separado o combinadas que te sale un poco más barato. Todas las entradas las podréis sacar por internet con algo de descuento con respecto a la taquilla y además evitáis hacer largas colas. Os dejamos el enlace donde poder comprarlas, planear toda la visita y buscar todo tipo de información http://www.parquesdesintra.pt/es/
La entrada combinada de Palacio + Parque es de 14€ para adultos.


Lo primero que visitamos fue el Palacio ya habíamos leído que a primera hora hay menos gente y se puede ver algo más tranquilo. Os diremos que había mucha gente, no nos queremos imaginar a media mañana o por la tarde, pero si que es cierto que la primera hora se puede hacer la visita sin agobios.
A primera  hora llegamos y casi subimos solos al Palacio, cuándo terminamos de visitarlo y dimos la vuelta, no se podía hacer ni una sola foto que no estuviera repleta de gente al fondo, algo que nos entristeció bastante.


















Del Palacio da Pena os interesa saber que está situado a lo alto de la montaña, se construyó en 1840, de estilo Bávaro-Manolino, fue encargado por Fernando de Sajónia-Coburgo-Gotha.
Es una auténtica maravilla, casi sacado de cuento e inundado de colores con sus torres rosas y amarillo limón. Con unas vistas increíbles de todo el Parque Natural de Sintra-Cascais (muchos días no es posible ver nada por estar cubierto por la niebla, pero si os sale un día despejado, las vistas no os dejarán indiferentes).

      


El interior del Palacio podréis visitarlo pasando por casi todas las estancias, (algunas de ellas se encontraban cerradas), decorado con un lujoso mobiliario, como dato curioso prácticamente todos los muebles están diseñados por Eiffel.
En las fotos podéis apreciar lo extravagante que es el Palacio en sí.


Después del Palacio nos quedamos a visitar el Parque (jardines) de la pena. Un lugar mágico por el que perderse, comienzas a andar adentrándote por sus caminos, y acabas perdido sin saber donde estás. Está lleno de plantas tropicales, enormes secuoias, helechos, preciosos lagos, donde parece haber un microclíma, distinto al resto de vegetación en el Parque Natural de Sintra-Cascais. Ocupa casi 85 hectáreas de condiciones especiales geológicas y climáticas. 

Sin duda nos llamó la atención, y nos gustó casi más que el propio Palacio, ya que paseando te puedes llegar a encontrar desde estatuas, grutas, invernaderos hasta enormes lagos.

      














Castelo Dos Mouros


Hasta aquí podemos llegar andando sin necesidad de mover el coche de cualquiera de los parkings. Decidimos visitarlo ya que nos llamaba bastante la atención su enorme muro y vistas desde él.



O también desde Sintra-Vila por un camino de 2km más o menos llamado Rua Marechal Saldan HA que va campo a través y se llega a la entrada a este lugar.
Está situado a 412 metros de altura, compuesto por las ruinas de un antiguo castillo árabe del s. IX, la entrada tiene un precio de 8€, para nosotros algo excesivo. 
Nos decepcionó bastante, sinceramente, simplemente porque pagas por las bonitas vistas desde el muro, que son las mismas que hay desde el Palacio da Pena. Solamente se puede recorrer el borde de la muralla desde un punto a otro, no hay nada más que visitar en este lugar.
Hay una zona donde hay una pequeña tienda para comprar algo de comer y donde hay mesas y aseos, te dejan pasar tu comida y puedes utilizar las mesas. A nosotros nos coincidio que era la hora de comer y que el día acompañaba y paramos a descansar en este lugar antes de seguir con nuestra visita.

A lo largo del camino hasta llegar a la entrada para acceder os encontrareis con restos de casas y restos de tumbas que se puede acceder de manera gratuita.




Quinta da Regaleira


Situado en el mismo pueblo de Sintra os encontrareis con esta maravilla. Para los que vais en tren o autobús es super fácil llegar y está muy cerca de la estación. Para los que vais en coche está igual de cerca que para el resto de gente pero lo difícil es encontrar sitio donde aparcar, porque está lleno de coches, así que tener paciencia que se acaba encontrando sitio.



A nosotros fue lo que más nos gustó de todo lo que vimos en Sintra. Está situada al lado de la villa de Sintra, pero no pertenece al Parque Natural, por lo tanto no lo encontraréis en folletos, ni podréis sacar la entrada anticipada desde la web antes mencionada. Las entradas a la Quinta, únicamente las podréis sacar en taquilla, y como dato importante, no admiten tarjetas de crédito, así que si vais, recordad llevar efectivo! El precio es de unos 6€, y teniendo en cuenta todo lo que puedes visitar, tiene un precio más económico respecto a las zonas que visitar del Parque Natural de Sintra. Para visitar la Quinta al completo, necesitaréis al menos 2 horas.

      

La historia, secretos y misterios que alberga la Quinta da Regaleira, lo convierte en uno de los lugares más impresionantes e imprescindibles para visitar en Sintra.
Es como entrar a otro mundo, donde empieza en viaje surrealista, lleno de chimeneas de piedra tallada, frescos y mosaicos de cristal por todas partes, rodeado de símbolos mitológicos y templarios.
La Quinta también tiene dos zonas que visitar, el Palacio y los Jardines, si hacéis el recorrido por vuestra cuenta, lo mejor es dejar el Palacio para el final. Al comprar la entrada os darán un mapa, que es imprescindible para recorrer el conjunto sin perderos y localizar los principales puntos.

      

Los jardines albergan sitios como el increíble pozo iniciatico, también conocido como la torre invertida. un profundo pozo de piedra conforma de espiral, nueve pisos conectados entre sí por varios tramos de escalera, estaba conectado por grutas y túneles subterráneos a la capilla y a la casa.
Se dice que estos nueve giros simbolizan el infierno de la Divina Comedia de Dante.
Es un lugar increible que parece sacado de un cuento, lo podeis ver en las fotos que es algo completamente distinto a todo y si al final decidis ir os soprenderá todavía más.







Monasterio dos Capuchos


Nuestra última parada en Sintra fue la visita al Monasterio Dos Capuchos. La entrada cuesta 7€ y se tarda una hora aproximada en verlo. La verdad es que no es uno de los lugares más turísticos y visitados de toda la zona porque no tiene mucho que ver, construido en 1560 para alojar a 12 monjes que vivían en condiciones precarias. Lo que podéis ver ahora son los restos de los alojamientos donde estos monjes vivían, curiosas celdas con puertas bajas y estrechas, increíblemente pequeñas donde dormían.
La visita es una especie de viaje al pasado, recorriendo el laberinto que forman las celdas y capillas de este lugar. Estos monjes llevaban una sencilla vida y ordenada, hasta que fue abandonado en 1834.
Como dato curioso recibe el nombre de Convento del Corcho, porque sus celdas están recubiertas de este material.
Para llegar solo podemos acceder en coche, los autobuses no llegan hasta allí y los taxis son muy caros. No hay problema para llegar hasta el lugar siguiendo las indicaciones.
Desde el parking del Palacio da Pena, hay una media hora, debido a sus carreteras llenas de curvas (15 km), y desde el pueblo de Sintra hay aproximadamente 20 minutos.
No es un lugar muy turístico como hemos puesto anteriormente y si tenéis tiempo y os pica la curiosidad podéis visitarlo a última hora donde estaréis prácticamente solos.







Las zonas que os hemos contado hasta ahora, es lo que nosotros visitamos, aparte de eso, hay algunas zonas más que ver en el Parque Nacional de Sintra, y que os dejamos a continuación por si os interesa.


Palacio de Monserrate


Este espectacular palacio combina elementos árabes y góticos. Rodeado de laberínticos jardines creados en el S. XVIII, lleno de plantas exóticas, árboles y flores de todos los rincones del mundo. Si queréis visitar el palacio tendréis que sacar la entrada que cuesta 8€.


Chalet de la Condesa


Situado en el centro de los Jardines del Palacio da Pena. Este chalet fue un regalo del rey Fernando II a su esposa, construido en el siglo XIX. Lo más destacable de ver de esta zona son los jardines. La entrada al chalet y los jardines es de 9,5€.


Palacio Nacional de Sintra


Se encuentra en el centro del pueblo de Sintra, y destaca por sus cónicas chimeneas y su interior deslumbrante, de estilo morisco y manuelino. Destaca la sala dos cisnes, decoradas con frescos que representan 27 cisnes con collar de oro.
La entrada al Palacio tiene un precio de 10€.

Cabo da Roca


Aunque este lugar no es un monumento, nos lo recomendaron porque desde ahí hay unas vistas de la puesta de sol increíbles. Nosotros por desgracia no pudimos comprobarlo ya que decidimos ir al Monasterio dos Capuchos y cuando salimos el sol se había escondido ya. Pero si tenéis tiempo dicen que merece muchísimo la pena ir. Está situado a unos 25 min de Sintra (17 km) y a unos 30 min (20 km) de la entrada principal del Palacio da Pena.



Con esto y con 10 hora de viaje en coche con caravana desde Cascais hasta nuestra lugar de residencia nos despedimos de Portugal hasta la próxima, ya que nos quedó por visitar la zona sur de este maravilloso país.
Esperamos que os haya servido y os guíe un poco todo lo escrito.



2 comentarios:

  1. Hace años que visité la zona y el palacio me pareció bastante kitsch, pero el entorno era magnifico.
    Con vuestra información sobre la Quinta da Regaleira, me habéis dado un motivo para volver.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si es es cierto que el Palacio da Pena es un poco estrafalario y a nosotros los jardines que lo rodean nos parecieron una maravilla :)
      Pero sin duda la visita a la Quinta da Regaleira fue una pasada, es como estar en otro mundo.

      Eliminar