viernes, 20 de julio de 2018

CUENCA, LA GRAN DESCONOCIDA

Después de varios meses sin escribir por aquí, ¡volvemos con las pilas cargadas!

Lo cierto es que este invierno hemos estado muy parados, en cuanto a viajes se refiere, ahorrando y trabajando para poder hacer un par de viajes más largos este año. 
Como ya os hemos adelantado por Instagram, tenemos una nueva caravana, y nuestro plan es darle la bienvenida como se merece con un Road Trip por el norte de nuestro país, incluso cruzando a Francia durante al menos 15 días. ¡Tenemos unas ganas inmensas! Nos habéis contando muchísimos sitios bonitos para visitar, así que esperamos poder verlos todos y más, y contároslo todo a la vuelta, eso sí, en varios post, hahaha, que con tanto tiempo y tanto por hacer seguro que son muchas las cosas que contaros.





Y ahora vamos al grano, el único viaje que pudimos hacer durante estos meses fue a la Serranía de Cuenca, un lugar en el que yo no había estado nunca (Rocío) y Juan Ángel un par de veces hacía ya varios años...
Fuimos a pasar tres días con unos amigos, que son muy viajeros también y les encanta esta zona de España. La verdad es que es un lugar muy olvidado por todos, nosotros no habíamos estado juntos y eso que estamos muy cerquita (una hora y cuarto más o menos).

Buscamos una casa rural por todo internet hasta dar con unos apartamentos en Las Majadas, un sitio perfecto para alojarse si queréis hacer al menos un par de rutas por su sierra.

Hablando de zonas de sierra, nosotros os recomendamos la página web CASASRURALES.NET, en ella podéis encontrar alojamientos rurales por toda España. Tienen un buscador para que podáis encontrar fácilmente la casa que se ajuste a vuestras necesidades. 

El alojamiento que encontramos nosotros se llama Apartamentos el Cabo. No está mal para alojarse un par de noches pero tampoco es para tirar cohetes... lo bueno es que puedes ir con tu mascota y que tienen una gran zona de barbacoa, además de estar rodeado de naturaleza, tanto es así que las vacas y los caballos pastan a sus anchas justo al lado del apartamento.


En él estuvimos alojados dos noches y desde allí nos movimos en coche para buscar las diferentes rutas que queríamos hacer.

La primera de ellas, por la mañana, la comenzamos en Cañizares a 1 hora en coche de Las Majadas
La ruta era para ir al mirador de la hoz de Tragavivos. Esta ruta no es de gran dificultad ya que casi todo el camino se va por una pista forestal y quitando el principio es muy llevadera, está muy bien para ir abriendo boca de lo que te puedes encontrar por este maravilloso lugar. Son unos 7 km que en 3 horas se puede hacer tranquilamente y donde se llega a este mirador con estas vistas tan espectaculares:

      



Después de comer, como el tiempo nos lo permitió, ya que estaba nublado y no hacía nada de calor, nos trasladamos al pueblo de al lado, Puentes de Vadillos donde fuimos a ver el espectacular embalse del Molino de Chicha y su impresionante presa, aquí salen una fotos super chulas tanto por un lado de la presa, como por el otro.


Bajamos a la parte de abajo donde cruzamos el río y accedimos a la "cueva" que da a la parte alta de la presa y aquí nuestra perrita disfrutó de lo lindo remojándose por todos los lados jajaja.

      

También desde aquí y siguiendo el canal se llegan a las hoces de Tragavivos pero no estábamos seguros de la ruta y al final decidimos darnos la vuelta. Pero si buscáis información os la recomendamos porque las fotos que hemos visto son alucinantes de lo que te encuentras a lo largo de ella.

   
      


El día, aunque nos respetó por la mañana y a la hora de comer, no era muy bueno y decidimos dar un pequeño rodeo y pasar por el Nacimiento del Río Cuervo.
ERROR, nada más aparcar, empezó a llover muchísimo y lo tuvimos que ver muy muy rápido. Os podemos decir que es una pasada, nada más comenzar a andar hay una pasarela de madera que pasa entre unos enormes pinos silvestres y ya te vas haciendo una idea de lo que te espera...
Muy a nuestro pesar sólo pudimos llegar hasta la primera cascada y rápidamente sacar un par de fotos y contemplar ese paisaje al que sin duda volveremos con mejor tiempo para verlo más tranquilamente.

      


      

      

Desde ahí pusimos rumbo a Las Majadas de nuevo, ¡¡menudo día!! y que mejor que una ducha y preparar una barbacoa para recargar fuerzas para el día siguiente.


Amanece un nuevo día y esta vez con un sol radiante nos pusimos rumbo hacia Uña, a unos 50 minutos de donde nos alojábamos. 
Uña es un pueblo muy pequeñito en plena sierra, y con mucho encanto rodeado de bosques, un precioso lago y las hoces del Río Júcar.


En el comenzaba la ruta que nos iba a ocupar toda la mañana, hasta la hora de comer. Esta ruta se llama La Raya.
De esta ruta os podemos decir que es obligatoria hacerla sí o sí porque es impresionante. Es de una dificultad media y unos 9 km, y lo mejor es tomárselo con calma e ir contemplando el paisaje a lo lardo de sus innumerables miradores y cornisas.

      

No es difícil cruzarse con animales ya que vas entre la montaña. Lo que si vais a ver son buitres, está plagado de ellos ya que tienen sus nidos en lo alto y los vais a ver de maravilla. Es una ruta donde salen unas fotos de naturaleza super bonitas ya que casi todo el camino vas cerca de los cortados, eso sí, no es apta para gente que sufra vértigos.



       






 













      






Sin duda una ruta que merece la pena hacer. Hay muchísimas más que salen desde el pueblo de Uña, pero que a nosotros no nos dio tiempo a hacer, pero si vais a estar 3 o 4 días, seguro que no os aburrís.

Ya de vuelta al apartamento y antes de recoger e irnos, aprovechamos que nos pillaba de paso para parar en dos puntos más recomendados por nuestros amigos.
Uno de ellos es el Mirador del Tio Cogote. La verdad es que toda la serranía de Cuenca está plagada de miradores porque todo es digno de ser visto desde las alturas ya que es precioso y este no iba a ser menos.




      



Desde él se puede contemplar todo el bosque con sus enormes cortados de piedra donde seguro que os quedareis embobados un buen rato.
Justo al lado de este se encuentra otra de las joyas de la sierra. Los Callejones.
Para el que no lo sepa Los Callejones son igual de bonitos que la famosa Ciudad Encantada, pero estos son gratuitos y no les tienen nada que envidiar a la más turística.
Son unas formaciones de rocas naturales que con el paso de los años han ido formando unos callejones, de ahí su nombre. Merece la pena visitarlos y pasar por todas las grutas que están formadas desde hace millones de años, que en muchos de estos sitios apenas entra el sol de lo escondidos que vais a estar y en un par de horas, muy tranquilamente lo habéis visto. Os recordamos que es gratuito






       



Aprovechando este post de nuestra escapada rural, y como os hemos mencionado anteriormente os queremos recomendar la web de búsqueda de alojamientos rurales CASASRURALES.NET. En ella podréis encontrar el alojamiento que más se ajuste a lo que buscáis, ya sea por precio, tamaño, lugar, etc.
También algo que nos pareció una genial idea, y es que tienen la opción de poder sacar unas tarjetas regalo de diferentes cantidades (como casi en todas las tiendas hoy en día, sí jaja). Esto es algo que nos gustó mucho, pues en ocasiones no sabes que regalar (sobre todo a padres la verdad) y llega un punto que las cosas materiales se agotan, tienen de todo, y a nosotros nos gusta mucho tirar de todo este tipo de regalos. Así ellos pueden buscar lo que más se ajuste a lo que quieran, y si falta dinerillos pues que lo abonen ellos!


No hay comentarios:

Publicar un comentario