SAN SEBASTIAN Y ALREDEDORES

¡Volvemos a cambiar de lugar! 
Aunque los paisajes siguen siendo tan bonitos como hasta ahora... 💓


En este caso, después de visitar todo lo que os contamos en el anterior post (¡NO OS LO PERDÁIS!) pusimos rumbo hacia Zarautz para alojarnos en un camping con unas vistas increíbles. 
GRAN CAMPING ZARAUTZ .Como siempre os dejamos su web para que le echéis un vistazo. Es un camping realmente grande, y las instalaciones están genial. Cuándo llegamos estaba llenísimo, (era viernes y julio) no pensamos que fuese estar tan lleno dado lo grande que es así que no creímos que fuese necesario reservar. Si alguna vez en verano vais, llamad antes! Nosotros apunto estuvimos de tener que buscar otro camping a última hora...

Estuvimos dos noches en esta zona, así que pensamos que estaría bien ir un día a visitar algunos pueblecitos cercanos, los Flysch, que teníamos muchas ganas de verlos, y otro día pasarlo en Donostia... Y así os lo contamos! :)



ZUMAIA


Habíamos oído hablar en varias ocasiones de los famosos Flysch, y estábamos deseando visitarlos. En esta ocasión tuvimos un poquito de mala suerte, ya que el día que teníamos destinado para esta ruta llovió muchísimo, no paró en todo el día y casi no pudimos salir... Lo cierto es que nos vino genial para descansar, sobretodo a Freya!!!

A media tarde decidimos que estábamos allí para ver sitios bonitos y que si llovía pues tendría un encanto diferente!



Así que cogimos el coche y fuimos hasta Zumaia, según leímos la conocida ruta se hacía desde Zumaia hasta Mutriku, para así poder ir parando por los distintos miradores que hay a ese lado de la carretera y junto al mar.
Dado lo tarde que era y el mal día que hacía simplemente nos quedamos en Zumaia, vimos el precioso pueblo y subimos hasta la Ermita de San Telmo, (que se hizo famosa por la película de 8 Apellidos Vascos). Las vistas simplemente son preciosas,desde ella se puede observar el acantilado que se sitúa sobre la Playa de Itzurun, no hay mucho que decir de ellas, simplemente observad las fotos y juzgad por vosotros mismos.
Como recomendación os aconsejamos ir cuando la marea esté baja ya que podréis ver casi por completo los flysch como se pierden en el mar. Nosotros no lo sabíamos y fuimos con la marea alta.




Después de visitar la Ermita, bajamos hasta la playa de Itzurun, dado que era tarde, pasamos por un ladito hasta que llegar a la zona de las fotos con Freya sin que nadie nos dijera nada, eso sí.. Menuda se puso de arena, pero lo que disfrutó fue increíble, quería lanzarse al agua todo el rato, así que hicimos algunas fotos como pudimos. Como en casi todas las playas del País Vasco en temporada baja podréis acceder con vuestras mascotas sin que tengáis ningún problema.






GUETARIA

Después de nuestra visita por Zumaia, paramos en el pueblecito de Guetaria. Es un pequeño pueblo costero, con unas calles llenas de bares y comercios. Os recomendamos este pueblecito para ir a comer o cenar por su calle principal, Nagusia Kalea, ya que es muy típico tomarse un chacolí con un pescado fresco, recién sacado del mar.  Una autentica gozada!!. Al final de esta misma calle os encontrareis con la Iglesia de San Salvador y sin dejar la calle pasareis por un túnel que pasa por debajo de la iglesia.
Otra de las cosas que visitar allí es el monumento a Elcano (el famoso marino español que dio la primera vuelta al mundo, nada más y nada menos) es una pequeña fortaleza con unas vistas de la costa y del pueblo preciosas, si tenéis oportunidad no dudéis pasar al atardecer para hacer unas fotos, os saldrán super chulas.
La verdad es que nos sorprendió para bien este pueblo porque tiene muchísimo encanto y nos hubiera encantado poder visitar más despacio y con tiempo. Os recomendamos si tenéis la oportunidad que lo visitéis.




ZARAUTZ


Nuestro alojamiento en esta ocasión se encontraba en Zarautz, en lo alto al final de la playa, unas vistas preciosas desde nuestro camping, y una gran escalinata hasta llegar a la playa andando. Continuaba lloviendo pero no podíamos dejar de ver este bonito pueblo, lleno de turistas y surfistas amantes del mar.
El camping está situado en lo alto del Monte Talamendi donde tenéis unas vistas increíbles del pueblo y de la Isla de Mollari.
Como curiosidad deciros que aquí es donde tiene el restaurante y hotel Karlos Arguiñano, lo distinguiréis porque es un bonito edificio con forma de castillo, y además, tiene una figura de Karlos en la puerta jajaja.
Podéis pasar a tomaros un pintxo sin problemas ya que el precio es igual que en otros sitios, y quien sabe lo mismo os podéis hacer una foto con este famoso cocinero.

Dimos un largo paseo junto a la playa, comenzamos a andar y cuando quisimos darnos cuenta estaba lloviendo de nuevo, tocó volver corriendo al coche, con Freya chorreando de nuevo jaja, y ella tan encantada!
Es de los pueblos más grandes de su entorno y en verano está lleno de gente y mucho ambiente tanto por el día como por la noche. No pudimos ver mucho del pueblo, pero si es cierto que lo que vimos, nos encantó!





DONOSTIA-SAN SEBASTIAN 


Al día siguiente, y sin lluvias (por el momento) pusimos rumbo a San Sebastián, una ciudad de la que mucho habíamos oído hablar, y ahora ambos entendemos el porqué a todo el mundo gusta.

No pudimos visitar mucho, lo cierto es que en un día no se puede ver todo lo que se quiere de un lugar, pero si lo que más os llame la atención buscando información por internet, y visitando su oficina de turismo.
Nosotros fuimos un domingo y había muchísima gente, como siempre nos arriesgamos a buscar aparcamiento cerca de la "Parte Vieja", que era lo principal que queríamos visitar, y con mucha suerte en este caso encontramos aparcamiento justo al lado de la playa de Zurriola! Que alegría da cuándo encuentras un sitio tan bien situado ¿verdad? jajaja.
Visitamos la playa y cruzamos hasta la playa de la Concha, sin palabras nos dejó.
Dimos un paseo por toda su parte vieja, llena de bares y tiendas, de tabernas repletas de pintxos, y que pinta por favor!! Unos chicos muy majos que se alojaban en la parcela de al lado, nos recomendaron un bar para ir a tomar algo, distinto al resto, algo escondido pero con comida de calidad. Y menudo acierto! Hay que hacer caso siempre a la gente de la zona, y no tanto TripAdvisor algunas veces jajajaja (ojo, que TripAdvisor nos da unas recomendaciones increibles eh).
"La cuchara de San Telmo" se llama el bar y no podían estar más ricos los platos que probamos, estaba llenísimo y tenía una muy pequeña terraza, también llena por supuesto jajaja. Preguntamos y nos dejaron pasar con Freya sin problema, que alegría! PUNTAZO A FAVOR DEL BAR. Nunca imaginamos la felicidad de que te dejen pasar a los sitios con nuestra pequeña peluda, aunque eso sí, nos quedamos cerquita de la puerta para que nadie pudiera pisarla, y tampoco ella molestara mucho a la gente. Como hemos dicho es un lugar pequeñito, lleno y solo con una pared de barra, nada de mesas! Id por favor si vais a Donostia, no os arrepentiréis!
Allí comimos y después el cuerpo nos pedía un helado o algo dulce... Y aquí llegó el mejor helado que nos hemos comido nunca, Heladería Boulevard, a la espalda de la playa de Zurriola, sin mesas ni nada, solo mostrador y una cola increíble. No podéis dejar de probarlos, y cuando lo hagáis... de nada!


Con el estómago lleno fuimos en busca del Peine del Viento. Diseñadas por el escultor Eduardo Chillida son un grupo de esculturas de acero situadas en unas rocas dentro del mar.
Otro de los atractivos de la ciudad es la playa de Ondarreta justo a los pies del Monte Igueldo.
Justo al lado de esta, está del funicular que sube al monte Igueldo. Y no os imaginareis lo que hay ahí arriba. Un parque de atracciones, eso si no es para tirar cohetes pero si que es un auténtico encanto encontrar algo así ahí arriba.
Otra zona que visitar es el centro Romántico, al sur del casco viejo, lleno de preciosos edificios de finales del siglo XIX.
El Monte Urgull situado entre las playas de la Zurriola y la Concha, justo en lo alto del Casco Viejo fue un punto estratégico para la defensa de la cuidad ya desde 1150. En lo alto de este monte está el Castillo de la Mota construido en el siglo XII y en la actualidad es un museo de la ciudad.


Sabemos que hay miles de cosas más por hacer en esta bonita ciudad  pero nosotros íbamos bastante cansados y además con Freya hay muchos sitios a los que no podemos pasar...
Esta ciudad permite estar dos o tres días en ella para no perderse nada de nada.









En este caso nuestra visita a Donostia terminó aquí, y ojalá podamos volver pronto para conocer más lugares bonitos de la ciudad, y comer más pintxos, ¡por supuesto!

Como siempre, aceptamos recomendaciones para viajes futuros, y esperamos haberos ayudado. Para el siguiente post cruzaremos a Francia!!






Comentarios

Entradas populares

Formulario de contacto

Nombre

Correo electrónico *

Mensaje *